viernes, 25 de mayo de 2012

Gusto por Sufrir- 4to Capitulo

Bien. El 4to capitulo, continuación!!! :D



4 Nuestro Reconocimiento


Suficiente adoloridos y conmocionados decían estar los doctores de mí. Esa estúpida hipocresía me sobraba. No necesitaba de la de nadie más. Menos de mis compañeros de clase.
Carrie era la única que lo sabía más que bien. La única que me entendía. Bueno, su compañía era mejor que muchas.
         -No te daré el pésame- Dijo ella sin sorprenderme- O algo así, no lo esperes de mi.
         -Ya lo sabía.
         -Bien, solo quería hacerte hablar. ¿Ya llamó tu hermana?
         -Me supongo que mi madre no me regañó esta mañana por que ya lo sabía. Así que eso significa que ella llamó a Jeannette. Seguro esta misma tarde estará aquí.- Eso esperaba mi madre.
         -Bien, iré a tu casa.- Bromeó.
         -Todo marcha bien… con Daniel ¿Verdad? – Cambié de tema; Daniel estaba con nosotros en la primaria, de hecho es una año mayor pero perdió clases y repite curso con todos. Él tiene una historia muy fuerte con Carrie, es algo extraño que solo me cuenta ella a mí, pero, incluso yo sé del tema muy poco. Desde que ese joven ‘‘Dylan Daniel’’ regresó de donde quiera que estaba, ella se volvió distinta, mas temeraria, arriesgada, feliz y seria, era un caso extraño y perdido. Ambos viven bajo el mismo techo, lo cual hacia esa relación algo extraña, y complicada; ya que Dan (como suelen llamarle) es el mejor amigo del hermano mayor de Carrie (y el único). Nosotros tres durante nuestros primeros años en la escuela primaria éramos inseparables, luego el se alejó y Carrie después, ya que el dolor la invadió, no lo decía e intentaba no demostrarlo, pero yo lo sabía, y ahora yo sabia lo que pasaba. O al menos lo imaginaba. Y perfecto tema para modificar la conversación
         -Todo igual; sin novedad, diría yo- Respondió, desanimada, dándome a entender que aquel tema, no me pertenecía. Pero no me importaba, ella se había adentrado en mi vida mas de lo que yo le había permitido jamás. Ella sabia de mis alocados sueños, de marcas de nacimiento, de comidas favoritas, anhelos… en fin prácticamente todo, o lo más relevante de nuestras vidas. Y cosas no tan relevantes.
         -¿Quieres que le pregunte a él? ¿Cuándo jodidos piensa lanzarse?- Dije yo, mofándome, era vergonzosa en ese aspecto. Ambas nos divertíamos así. Haciendo sufrir a la otra. Pero sin propasarnos, todo mundo tiene límites.
         -¿Es por lo de Steve? Creí que lo habías superado. Y no, basta, sabes que es muy molesto, tener que vivir con la persona que…-No le hacia falta terminar eso, yo lo sabia y eso era suficiente, tampoco la iba a presionar, no en ese momento, con Dan casi a nuestro costado.
         -La verdad, es que no lo sé. Nunca me ah tocado, y ni me tocará. Eso de vivir con la persona que amas… y tus padres. –No pude evitar una risotada.
         -Solo es mi madre. Y sabes que nunca está en casa- Era verdad los padres de ambas nunca estaban. Ambos hombres trabajaban, en aquello de negocios internacionales, viajaban demasiado, todo el tiempo. La más grande razón por la cual él padre de Carrie no vive en su casa. Mi padre en cambio, hacia el más triste intento por permanecer en casa. Vivir con su familia que se encogía cada vez más.
         -De todas maneras…
         -¡Eh! Y dime ¿Qué piensas con el tipo nuevo?-Me interrumpió Jackie, que si me sorprendió.
         -Es lindo, pero no es mi tipo.- Dijo Carrie sin vacilar, sin darse cuenta de que Dan le daba un aire parecido. Altura, corte de cabello, color de piel. En fin. Se les parecía bastante, y más si te le ponías a verles los detalles similares.
         -¿Lindo? ¿Solo eso? Si que estás mal. ¡Está! … ¡Lo que le sigue de sexy! – Jackie, estaba mas que feliz por la llegada del nuevo.- ¡Hey, Mel anímate, que este tipo podría ser tu futuro novio!- Si que se equivocaba al decir aquello.
         -¡Ni lo pienses!- Le ordené. ¿Es que a nadie le importaba lo que acababa de ocurrir? Y no me refería al nuevo, si no, al mejor chico que nos acababa de dejar. Eso realmente me molestó.
         -Perdón, solo te quiero hacer pensar  en otros temas. No te deprimas con el pasado- Y yo ni siquiera lo había mencionado.
         -Si eso hubiera pasado antes de que te dijeran que Rodrigo esta ¡muerto! Ni siquiera lo habrías mencionado. Por que sabes lo que me pasaba con él.
         -Este…- Dijo ella, oprimiendo una risitas burlona.
         -¡¿Qué?!- Le grité sin pena de que me oyeran.
         -Nada, nada.
         -¡Dilo!
         -Dijiste… lo que me ‘‘pasaba’’ es como si aceptaras que ya no. Y, bueno que tienes otras opciones.
Ya estaba demasiado molesta. No serviría de nada decir algo. Y todos habían escuchado. Todos sabían de aquel tema del estúpido trío amoroso del que había formado parte sin quererlo. Pero no sé si, por suerte o desgracia aquello se había difuminado, ya no iba a ser jamás. Todos lo sabían menos él, él nuevo que me atormentaba en sueños.

Solo permanecí sentada viendo la pared que tenía enfrente. Eso era lo único que me quedaba. El profesor entró al aula y todos se sentaron. Las siguientes clases fueron continuas, sin pausa alguna. Como si el tiempo mismo supiera que yo lo necesitaba de mi lado. Hasta salir; entendí que no podía saltarme clases, ya lo había hecho muchas veces. Y que todo pasara rápido era muy bueno.

By: Yocelyn Lpz
Saya Chan*

3 comentarios:

  1. Buff... Se me ha hecho corto, ja ja. Está muy muy muy bien, de verdad. La conversación es un poco agitada, pero es natural y no parece forzada :)
    A ver cuando cuelgas más sbre ese tal Zack :) ja ja kiero saber mas cosas sobre él.
    By Triss

    ResponderEliminar
  2. jaaja yo opino igual que Triss y también quiero saber más cosas de ese tal Zack¡¡SIGUE ESCRIBIENDO ASÍ :)
    By Myra

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las 2!!!!!
    XD oki le sigo jajaja

    ResponderEliminar