sábado, 25 de agosto de 2012

Mas capis, ¿Qué tal?


Hola! Bien si recuerdan hace no sé cuanto subi dos capis de "esa" historia que sigue sin tener un nombre oficial.
En fin, le eh aventajado otro poquito.
Click Aquí para ver los primeros capis.

Aqui les muestro el capi 2

2- Hanna


Golpeé la puerta tres veces. Luego como doscientas más. Usualmente para entonces se rendía y me dejaba pasar; pero esta mañana era distinto. Ni siquiera Gabe logró despertadla. ¡Valla mañana!
         -¡¿Qué?!- Ella abrió finalmente.
         -Es tarde, y tienes mi bolso.- Pasé sin pedirle permiso.- ¿Acaso no escuchaste a Gabe? Su ruido esta mañana si que estaba fuerte.
         -No realmente.
Tomé el bolso del escritorio y lo puse en mi hombro, al dar la vuelta pude ver lo fachosa y desarreglada que Alex lucía. Este sería el segundo día que faltaba a clases.
         -¿Qué crees que haces vestida así?
         -Lo mismo.
         -Mamá se dará cuenta de que estás faltando a clases. Sé que no te interesa pero… ¡Yo seré castigada! Por lo menos deberías pensar en eso.
         -Si iré. Solo que más tarde.- La miré con incredulidad- Es cierto. Bajaré en un momento, espérame abajo; debo arreglarme.
         -Si esta vez no lo haces yo…
         -Si, si… Todo eso, incluso más.
Me sacó de la habitación y rendida fui al comedor con mis padres. A Alexa le fascinaba el no asistir a clases, pero no para irse a algún lado, o para drogarse, nada de eso. Simplemente prefería quedarse en su habitación, hasta que yo regresara y le contara algún hecho ocurrido en el día.
         -¿Y Alex?- Preguntó mi madre.
         -Está alistándose- Mentí.
         -Siempre tarda demasiado ¿no?- Inquirió mi padre.
         -Ya sabes, es lenta. Y mujer…
         -Es cierto las mujeres tardan horas.- Aceptó él.
         -¿Qué esperas Jeff? Si la belleza tarda. Es necesario dedicarle su tiempo.- Le explicó mi mamá.
         -No discutiré eso. Son cosas suyas.
Comenzamos el desayuno y los platos de la estantería comenzaron a trastabillar.
         -¡OH ese Gabe! Es tan temprano y ya empieza con su música. ¿Qué acaso sus padre no le dicen nada?- Se quejó mi padre.
         -Jeff, es un joven, es imposible parar a un chico de su edad.- Le dijo mi madre, aunque eso no lo sabría jamás ya que no tiene hijos varones.
         -Por fortuna yo te tengo a ti Hanna- Y me sonrió abiertamente- Tus principios no me decepcionan… ¡yo te eh educado bien!
Me limité a asentir. No podría decir que me haya educado de todo a todo. Hay crédito para mi mamá, y en su tiempo, mi abuela.
Seguí comiendo los huevos revueltos que mi madre puso en mi plato.
De pronto apareció Alexa. Me sorprendió completamente, se veía aseada por todas partes. Su cabello limpio, y su ropa impecable. En fin, estaba lista para ir a la preparatoria. Se sentó como habitualmente hacía en su lugar de siempre.
         -¡Que bueno que alcances a desayunar Alexa!- Le dijo mi madre, ofreciéndole su plato.
         -Si, gracias. Pero no tengo mucha hambre.
         -Oh, bueno.
         -Alexa, sé que no soy tu padre, pero aun así estoy en la obligación de decirte que debes comer. Ahora te veo más delgada.- Le dijo mi padre.
         -Estoy bien. De verdad.
         -Muy bien. Si eso quieres.
Y forzadamente probó la comida.

Salimos a tiempo, para que Simon nos llevara.
         -¡Mira nada más! Alex ¡Hace años que no te dejas ver!- Bromeó él al verla.
Llegamos al aparcamiento. Y nos dirigimos a nuestras clases. Las primeras dos fueron duras, pero luego obtuvimos un largo receso. Tomé los libros de mi casillero y guardé las notas que ya no necesitaba.
Solo sentí el golpe que la puerta de metal dio cuanto Brenna la cerró. No la vi acercarse.
         -¿Qué ha pasado con ellos?
         -Si, hola.
         -Perdona Hanna, pero ya sabes. Vamos a los puntos importantes, los saludos son solo perdida de tiempo.
         -Bueno eso crees tú.
         -Vamos a la cafetería. Tenemos que platicar.
Aunque me negara, en unos minutos ahí me encontraría.
Nos sentamos con Janelle y Megan que estaban ahí. Vi a Alexa sentada en otro lugar, sola.
         -¿La descubrieron?- Me preguntó Janelle, apuntando a Alex con la barbilla.
         -No, ella solo quiso venir.-Dije.
         -¿Entonces? ¿Qué hace allá? Debería estar sentada con nosotras. No apartada como si nos odiáramos.
Ella no se acercaría. Era obvio, aun estaba mal por lo que había ocurrido, yo no la forzaría a nada. Ella estaba tardando lo mismo que yo en reponerse, solo que en diferente tiempo. Yo en cuanto escuché lo que Ray me dijo hundí mi mente en un sinfín de emociones, pero logré entender, que no valía la pena. Pero ahora ella era quien no podía comprender nada de lo que pasaba. Y necesitaría tiempo para reponerse.
         -¿Viste a Ray?- Le preguntó Brenna a Janelle.
         -No, a Seth tampoco Megan.
         -¿Y? No querrás enojarme…- Respondió.
         -¿Y tú Hanna?- Preguntó Brenna.
         -No eh visto a nadie. Vine a clases no a observar personas.-Les dije.
Ante eso no pararon de reír.
Simon y Cail se sentaron.
         -¿Qué significa Alexa sola?- Nos preguntó Simon.
         -No está bien.- Dije.
         -Pocas veces está bien.-Dijo Brenna.
Ignoré eso, saqué mi libro para mi clase de filosofía y comencé a leerlo. Todos hablaban sin parar. Y yo intentaba o más bien fingía leer. Y en medio de eso escuché que Janelle decía:
         -¡Mira nada más quien apareció!
Tiro de mi brazo, pero intenté ignorarla. Alexa se sentó a mi lado. Y finalmente elevé la vista, más allá de nosotros. Ray se acercaba de manera que parecía formar parte de un comercial.
         -Ya casi no los veo chicos.-Dijo.
Intenté no volver a mirarlo. Él dijo que no nos acercáramos más, que evitáramos el peligro que ellos significaban. Pero cuando menos me di cuenta, me sujetaba los hombros. Acercó su rostro al mío por detrás y susurró:
         -Quisiera hablar contigo.
         -No puedo. Tengo tarea de… bueno, después.- Intenté.
         -¿Qué tarea Hanna?- Me atrapó Megan, que toma varias clases conmigo.
         -De, pues, de literatura- Le dije mostrando el libro.
Janelle me lo quitó.
         -Yo lo hago por ti. ¿Fingir que lees? Esa es tarea fácil- Terció.
         -Es necesario- Insistió Ray.
Miré fulminante a Janelle y me puse en pie. Tomé mi bolso y camine por el pasillo que conducía a mi casillero y el de Ray que estaba casi frente al mío. No encontré razón alguna para que él quisiera hablarme, pero ahí estaba y no quedaba opción.
         -¿Qué?
         -¿Por qué estás molesta?
         -No estoy molesta… solo dime que quieres para poder regresar. No quiero perder el tiempo.
         -¿Estar conmigo es perder el tiempo?
         -¡Solo di lo que sea Ray!
Al parecer no me era del todo agradable verle.
         -¿Por que te molestas? Y dime ¿Por qué me evitas como si padeciera una enfermedad grave y contagiosa?
         -Debes estar bromeándome.
         -¿En qué?
         -¡En todo! Realmente no debes estar hablando en serio. Eres tú. Eras mi amigo, todo estaba bien. Pero tú decidiste de pronto que ya no debía ser así, de modo que no me hagas preguntas a las que tu mismo conoces la respuesta. Es ilógico. Es ridículo que esperes que ahora todo siga igual…
         -Hanna. Perdón ¿si? Yo no esperaba que las cosas llegaran a esto. De verdad, creí que no habría necesidad de decirte la verdad para así poder…
         -Entonces…-Le interrumpí- De haber sido distinto… ¿No me habrías dicho nada?
Le mire consternada. De no haber sido por que le quiero y él a mi no, me habría mentido hasta que no nos viéramos definitivamente. Hasta que ya no tuviera que lidiar conmigo.
         -No es eso Hanna. Pero aceptemos que tu vida sería mejor sin mi cerca.
         -¿Eso crees?
         -Es cierto, y lo sabes.
         -Entonces no me hables más.
         -No quiero eso. Hanna, no me hagas eso.
         -Hazme un favor. ¡Y decide de una vez! Por que yo no voy a estar esperándote.
Con esas palabras me alejé dándole la espalda. Así no pudo ver cuando seque mis lágrimas.
         -¿Todo está bien?- Preguntó Alex.
         -Si.
         -Pues no te ves bien- Me susurró Janelle.

Para la salida Simon estaba en su auto, como de costumbre aguardando por nosotras. Alexa y yo nos acercamos. Alex, jugando con el papel de mejor amiga que tiene, y prácticamente de hermana también, iba abrazándome por el costado al acercarnos con él.
         -Por eso es mejor que no te metas con vampiros. Esos tipos se encargan de decepcionarte. Te lo digo por experiencia. ¡De verdad Hanna!- Me dijo él. Animándome.
Solo le sonreí.
         -Claro, por eso no debo estar cerca de ti ¿No es así?-Le dije.
         -Eso es distinto. Somos amigos ¿no es cierto? Lo somos ¿no Alex?
         -Claro, eso dices.
         -Eso digo por que es cierto. Bueno, suban.
Subimos y Janelle nos siguió, luego Cail subió reprochándole a Simon el por que no le esperó. Al principio parecía que nada nos dirigiría a hablar de ese tema tan… cerrado y secreto pero…
         -No volteen, pero ahí van los dos grandes…-Decía Janelle- Seth y Trevor. Creí que no vendrían.
         -Alexa no los mires, o serás cautivada.- Le dijo Cail.
         -Que considerado eres.- Le dijo.
         -¿Por qué son los grandes?-Pregunté.
         -¿No lo sabes?- Se burló Cail.
         -Explícame.
         -Tan solo… Por que son de linaje importante. No son como los otros ridículos que fueron transformados… ellos nacieron siendo lo que son. Así que, bueno fuerza, clase…todo, ellos deciden por sobre los demás. Así que no elegiste bien, por que Ray es como Simon y yo. Simples ¿Cómo decirlo? Soldados, nada importante, en comparación. Hay varias categorías.
         -¿Categorías? Deja de decir tanta palabrería. Déjalo ya. No aburras a la señorita con todo eso.- Dijo Simon.


Se aceptan opiniones sobre el nombre que no me llega idea de como nombrar a la historia, cuelgo el próximo cap pronto... ¡Besos!


4 comentarios:

  1. Wow!!! Me encanta, aunque como siempre al principio de una novela no me entero de mucho... Aún así, me encanta.
    Es muy intrigante y me he quedado con muchas ganas de leer más. Alex y Hanna viven juntas entonces???? Bueno, lo de Trevor y Ray no está muy claro... Lo del principio que son vampiros se entiende, pero lo del final... ¿Quiere decir que todos sus amigos son vampiros o están metidos en ese mundo?
    La protagonista es Alex ¿no? Y Trevor es ¿bueno tal vez? No sé, me he quedado con las ganas de leer el siguiente capi. Cuelgalo pronto please!!!! Ja, ja. Me encanta.
    Besos :D
    By Triss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va por ahí jaja, pasa de que Simon y Cail también lo son, pero todos sus amigos saben de la existencia de los vampiros. Las protagonistas son Hanna y Alexa. Y las parejas son Ray y Trevor.
      Gracias por leer.

      Eliminar
  2. Hmmm...está bastante bien. A mí me pasa un poco como a Triss. Me cuesta pillar las cosas pero creo que es porque hace una eternidad que leí ese primer capítulo jeje
    Está muy bien, sigue escribiendo :D
    Y para el título...no sé...lo pensaré y si se me ocurre algo...te lo diré ;)
    ¡Besazos guapa!
    By Myra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo agradecería mucho!!!
      Gracias por pasarte y leer!

      Eliminar