martes, 5 de marzo de 2013

Capitulo 6 ----- Hanna & Alexa

Así es... cuando creía que no publicaría mas de esto... pues... Dije ¿por qué no? hehehe
y como se estaba ''empolvando en el ordenador'' haha, mejor publicarlo.



6- Hanna

La, la, la, la…
Apretando puños, cerrando los parpados con fuerza, deteniendo el delgado y frío cuerpo de mí casi hermana, lo suelto:
-Lo besé…
Me mira muy poco sorprendida.
         -¿Es en serio?
         -Lo siento… mas bien… él me besó yo no…-Era verdad, yo solo accedí, pero no comencé.
         -¿Por qué te disculpas?
         -Tú sabes por que… No sé, sabes que me gusta, pero sé que no debía… Me siento fatal desde que ocurrió…
         -¿Cuándo ocurrió?
No debí decirlo.
Estoy muerta.

***

Entiendo porque Alexa vive conmigo… Y no me refiero a los arreglos legales que se tienen que sufrir, si no al que yo quisiera que ella estuviese conmigo desde el primer día que se quedó a dormir conmigo hace… no sé, muchos años. Lo que sé es que la quiero, que la conozco muy bien, incluso mas de lo que ella se conoce a sí misma; pero también sé que todos tenemos esos momentos en los que no nos reconocemos y resultamos tener una reacción distinta a lo que se esperaba. Alex no puso mi ojo morado, no me pateo el trasero -no es que  lo hubiese hecho antes- , no me insultó, no se molestó, ni siquiera se inmutó, se limitó a mirarme durante unos instantes eternos.
Estaba en clase de química, analizando detenidamente su reacción, no esa mierda que puso el profesor en la pantalla, hablábamos de los compuestos químicos de los alimentos, eso es algo que no deberían estar explicándome a mi si no a ella, parece que mis profesores no entienden que yo no lleno mi cuerpo con contaminantes poco digeribles, a veces me pregunto como es posible que no aya terminado en un hospital todavía.

Sigo con el tema incluso cuando termina la clase y estoy guardando mis libros en el casillero, sigo analizando a mi hermana –si es que la puedo llamar así- incluso después de que Ray cierra la puerta de golpe para llamar mi atención, ni siquiera me molesto en mirarlo, mi vista está fija en la puerta gris que tengo frente a mi nariz.
         -¿Se supone que eso es común?- Pregunta.
No sé a que intente referirse, no me importa realmente. Cierro los ojos con fuerza. Me sorprende tocando mi mejilla con una delicadeza que me desestabiliza. Soy fuerte por suerte así no me tiemblan las rodillas lo suficiente como para lucir ridícula. Abro los ojos, no quiero que crea que me complace su contacto (aunque sea así).
         -¿Necesitas algo?- Pregunto, alejándome de él y su cálida caricia.
         -No realmente. Bueno, no en este preciso momento, pero si me dejaras volver a lo que estaba…
         -¿No tienes clase? Oh es verdad- Interrumpo- Aunque tuvieses una clase, no necesitas asistir porque ya sabes lo que pretenden enseñarte… Haz vivido mucho. ¿Cómo van a intentar enseñarte sobre el inicio de la historia, si fuiste un de los que la presenció?
Debo admitir que eh sonado drásticamente como Alexa y eso no es del todo agradable. Me siento mal por hablarle así, nunca antes me había dirigido a él de esa manera, siento que no debería tratarlo diferente. No ha pasado tanto tiempo desde ese último día en que éramos amigos, cuando creí que los vampiros eran… bueno ni siquiera pensaba en ellos.
         -Tampoco soy tan viejo.- Dice.
Le sonrío vagamente y me alejo. Solo se acerca a mí por detrás y susurra…
         -No escaparás, debemos hablar sobre lo que pasó.- Y desaparece.

Alexa… ¿Ella también quisiera besar a Trevor, como yo lo estoy anhelando? Si es así, no entiendo porque no sé molestó cuando se lo dije.
El almuerzo pasa sin más ante mis ojos. Compre mi trozo de pizza junto a Alex, tenemos una clase juntas. Vamos a nuestra mesa habitual y Brenna ya está ahí junto a Cail. Janelle llega apresurada con el aliento cortándole la voz.
         -¿Me eh perdido algo? –Ella pregunta y Simon aparece.
         -Justo preguntaba lo mismo.- Él dice.
No entiendo nada al respecto. Miro consternada a mis compañeros. Y luego como por instinto veo más allá.
Seth, Trevor, Ray, Denisse, Wendy y desgraciadamente Ashley están ahí. Me detengo a ver la escena.
Todos ellos, entrando en la cafetería como no lo hacían hace tanto que había olvidado que alguna vez lo hiciesen.
Ninguno mira a nadie, solo caminan como si fueran modelando ropa de se desase con un movimiento en falso. Todos ocupan la mesa del fondo, me parece que uno de ellos –Clay-  hace como un gruñido para alejar a un chico que estaba cerca de su perímetro. Entonces ellos se sientan, comienzan a lanzar miradas al aire antes de iniciar lo que parece será una junta importante, algo que me había explicado Simon con antelación.
Entonces veo a Seth levantarse de una forma algo graciosa, como si de esa forma en la que camina no lo fueran a ver escapar.
         -Han estado atacando sin permiso. Caserías ilegales, lo que mas hace enojar a los altos mandos.- Explica Cail.
Seth sale por la puerta y entonces veo lo que creí dejaría por la paz… Unos segundos después, Megan sale a su encuentro.
No es realmente lo que creí que ocurriría, Seth es fuerte, razonable, y olvida todo cuando está con ella, no sé que es lo que puede llegar a ocurrir cuando está besándola.
         -Este fin de semana fue intenso.- Dice Cail, continuando con la explicación que me eh perdido.
         -Ni que lo digas- Coincide Alexa.
La miro sin entender y ella me mira con picardía.
         -¿Qué ocurrió Hanna? Saliste disparada, no pude hablar mas contigo.- Me distrae Simon.
         -Tenía que irme. –Digo, tratando de que parezca que no le doy importancia.
         -¿Porqué irte cuando podrías haberte quedado ahí para besarte mas y mas?
Eso es lo que estaba debiendo de preveer y no otra cosa, pero no lo pensé en esos momentos. Ahora, estoy con este problema de revelar la verdad através de mis mejillas sonrojadas. Esto no deberían saberlo, pero ahora me miran con esa complicidad desagradable, esa con la que solo miramos a Megan.
Injusto.
         -No sé de que…- Intento.
         -Debes decirme todo ¡¿De que habla Alex?! ¿Qué ocurrió este fin de semana?- Pregunta Janelle con esta sonrisa de par en par que me apena.
         -Tengo esa duda, pero no sé si realmente quier escucharlo.- Informa Cail confundido…
No sé que esperan escuchar.
Voy a decirlo y ya, si se lo dije a ella, contárselo a todos es pan comido ¿no?
Estaba justo por decir algo, tenía mi boca abierta y todo… cuando sus pesadas manos están en mis hombros…
         -Dije que no escaparías, vamos a hablar.- Está tan tranquilo al hablar que me asusta.
         -¿Esto es?- Janelle, es buena sospechando y acertando.
Sacudo la cabeza.
         -Me la robaré un momento.
Brenna se burla a mi lado. Debería ser Megan… no yo. Definitivamente.

Que curioso resulta ver a unas… ocho parejas a lo largo de tu recorrido por el pasillo y el aparcamiento cuando vas con el amor de tu vida, que sabes que no podrá estar incluido en tu vida. Jamás.

         -Antes que nada… Eso… eso fue increíble, y realmente quiero repetirlo.- Dijo.
¿Acaso Ray no sabe que pienso en eso tanto o más que él?
         -¿En serio?
Finjo no tener interés. Pero de verdad que no sé porqué lo hago.
         -Sé que tu también. Así que dejemos de fingir no tener interés.
¿Leyó mi mente?
Eso creo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario